KYC, ¿Qué es y por qué es importante para los Bancos?

by Laura marzo 01, 2022

A raíz de la digitalización de la banca, ataques como la suplantación de la identidad y fraude financiero o extorsión se vieron incrementados y como medida de prevención y seguridad en la identificación y autenticación de clientes surgió KYC o «Know Your Customer«.

Aunque para gestiones en la banca online a través de navegadores o APP, los bancos ya cuentan con medidas de identificación como la huella digital, claves o autenticación de doble factor (2FA); para las llamadas, la identificación se vería reducida a la solicitud de datos como el número de identificación nacional, domicilio o preguntas de seguridad, información susceptible de ser suplantada. Es por ello que muchas entidades financieras están apostando por la automatización de KYC a través de tecnologías de Inteligencia Artificial que ayuden a la identificación de los clientes, sobre todo en las llamadas realizadas por el Call Center, permitiendo reducir tiempos de identificación, una mayor precisión de los datos y proporcionar un mejor servicio al cliente, a la vez que se garantiza el cumplimiento normativo en tiempo real.

<<< Aprende más sobre la Identificación Biométrica de voz de Recordia >>>

¿Qué es KYC?

KYC o «Know Your Customer» es el proceso de obtención de información de los clientes con el objetivo de identificarlos de manera precisa, ya sea mediante reconocimiento facial, la huella o cualquier otro rasgo humano susceptible de ser único, como la voz. El proceso KYC lo suelen llevar a cabo las empresas y otras instituciones financieras al abir cuentas con ellas o realizar operaciones bancarias varias.

En Europa, el KYC está regulado por el AML5 y el RGPD, vinculantes en toda la Unión Europea. El KYC pretende ofrecer estándares y metodologías que faciliten el correcto cumplimiento de la verificación de usuarios.

A grandes rasgos, el proceso de verificación según la normativa KYC consiste en recopilar, analizar información y mantenerla actualizada. Todavía no existe un estándar común y su reguación y adaptación se trata de un desafío en desarrollo, ya que las regulaciones varían por país e industria. El proceso de KYC en el sector financiero requiere una metodología más compleja, específica y con más pasos que garantice total fiabilidad y seguridad, debido a la complejidad del sector.

KYC se puede dividir en dos niveles según lo estricta que sea la identificación, siendo CDD (Customer Due Diligence) una identificación más “laxa” y EDD (Enhanced Due Diligence) la recomendada por las entidades reguladoras, sobre todo para clientes que son propensos a cometer delitos como blanqueo de capitales.

 No obstante, es importante entender que las verificaciones KYC abarcan mucho más que la información básica de identidad, sino que también comprueban si el usuario aparece en las listas internacionales de PEP (Personas Políticamente Expuestas), evalúan los riesgos asociados al cliente y supervisan y hacen seguimiento de las transacciones de los clientes.

Beneficios del KYC automatizado

En sus inicios, la verificación KYC y el registro de nuevos clientes se realizaba a mano. Un empleado revisaba uno por uno todos los documentos acreditativos del potencial cliente, así como una aparición en registros y listas internacionales. Realizar el KYC de forma manual implica largos tiempos de verificación, un gran esfuerzo humano que puede ir acompañado de posibles errores y costes elevados, entre otros.

Las nuevas tecnologías han revolucionado el KYC y las verificaciones de identidad a distancia. Las tecnologías de Inteligencia Artificial han dado paso a la automatización de estas tareas, haciendo posible la reducción de tiempos de espera y una mayor precisión de los datos, a la vez que se garantiza el cumplimiento normativo en tiempo real. Algunos de los beneficios que aporta la automatización de KYC son:

  • Evitar el fraude.
  • Cumplir con la regulación.
  • Reducir costes y tiempos.
  • Eliminar el error humano.
  • Mejorar la satisfacción de tus clientes ofreciendo una experiencia rápida, fácil y segura.

KYC y la Identificación Biométrica de Voz para el sector financiero

Algunas tecnologías basadas en la Inteligencia Artificial como la Identificación Biométrica de voz, en servicios como Recordia, ayudan a gestionar gran volumen de llamadas y facilitar los procesos de identificación y autenticación del cliente en los Call Center de la banca.

La identificación y autenticación del cliente en las entidades financieras supone entre 2 y 5 minutos de media en cada llamada y conlleva un gran número de preguntas de seguridad para ello, lo cual hace que los tiempos de espera y de gestión se alarguen, teniendo una repercusión grave en la experiencia del cliente.

Para mejorar estos procesos y agilizarlos, las tecnologías de KYC automatizadas, como la Identificación Biométrica de Voz de Recordia, ayudan a las entidades financieras a asegurar el cumplimiento normativo en tiempo real, pudiendo gestionar los consentimientos de tratamiento de datos, y a mejorar la satisfacción del cliente a la vez que se evita el fraude y la suplantación de identidad, gracias a que la huella de voz detectada por la tecnología es única para cada persona.

Conoce más sobre la Identificación Biométrica de Voz de Recordia y cómo cumplir con KYC, haciendo clic aquí.

¡Nos leemos pronto!

Compártelo / Share it