La Biometría para la identificación y autenticación de clientes

by Laura marzo 10, 2022
Biometría identificación y autenticación

Frente al fraude de documentos y la suplantación de identidad, junto a las nuevas amenazas como la ciberdelincuencia y los cambios en las reglamentaciones internacionales sobre protección de datos, las empresas están implementando nuevas soluciones tecnológicas que les ayuden a hacer frente a todas estas problemáticas. Una de estas tecnologías es la biometría, la cual se está implementando de manera muy rápida como uno de los métodos más fiables de identificación y autenticación de clientes, sobre todo en sectores altamente vulnerables por la tipología de datos e información que manejan, como es el sector bancario.

Además, el uso de nuevas formas de operar a través de canales digitales o telefónicos hace imprescindible el uso de tecnologías como la biometría que aseguren el cumplimiento normativo y protejan los datos personales de los clientes a través de autenticaciones cada vez más seguras y fiables.

Pero, ¿qué es la biometría, qué tipos hay y cuáles son los beneficios que aporta?

<<< Explora aquí la solución completa de Recordia >>>

¿Qué es la biometría para la identificación y autenticación? 

Biometría es el nombre general que se usa para referirse a cualquier medida biológica o características físicas o de comportamiento, propias de cada individuo, con el fin de autenticas su identidad.

La Identificación Biométrica, por tanto, es aquella que verifica la identidad de las personas según la característica biométrica elegida.

Existen diferentes tipos de tecnologías biométricas:

  • Mediciones fisiológicas: pueden ser morfológicas o biológicas como, por ejemplo, las huellas dactilares, forma del dedo, patrón de las venas, patrón del ojo (iris y retina) o forma de la cara.
  • Mediciones de comportamiento: la forma más común es el reconocimiento de voz, pero existen otras como la dinámica de firma o los gestos.

Hay que tener en cuenta que no todos los tipos de mediciones ofrecen el mismo nivel de confiabilidad dado que algunas de ellas como la dinámica de firma o gestos pueden estar sujetas a factores como el estrés o no se muestran estables durante la vida del individuo.

Por otro lado, también hay que diferenciar entre identificación y autenticación biométrica. La identificación consiste en determinar la identidad de una persona capturando el elemento biométrico que elijamos. En cambio, la autenticación biométrica, también conocida como la verificación, tiene que ver más con un proceso posterior en el que se comparan los datos de las características de una persona con la huella biométrica almacenada en una base de datos, que está asociada a esa persona en concreto, con el fin de determinar su semejanza.

Principales beneficios de la biometría para la identificación y autenticación

Aumenta la seguridad y ayuda a la detección de fraude. 

Las soluciones de biometría son una de las formas más seguras para que los clientes se identifiquen. No tienen que compartir sus contraseñas ni responder a preguntas de seguridad que suelen ser olvidadas. En cuanto a la autenticación, el hecho de demostrar que una persona es real verificando rasgos intangibles de la vida real inherentes a la persona, como la voz o su huella dactilar, ofrece a las empresas altos niveles de fiabilidad ya que son rasgos que son muy difíciles de suplantar.

De hecho, es casi imposible con las tecnologías actuales replicar biometrías como la huella de voz, huellas digitales o patrones del iris. Por poner un ejemplo, hay una oportunidad entre 64 billones de que tu huella digital coincida exactamente con la de otra persona.

Es por ello que sectores altamente securizados, como la banca o la medicina, utilicen tecnologías biométricas para la identificación y autenticación de clientes que ofrezcan una mayor seguridad y sean casi a prueba de fraude de suplantación de identidad por los riesgos que conlleva que esto se produjese y los datos quedasen expuestos.

Aumenta la satisfacción de los clientes y la eficiencia de los agentes telefónicos.

Además de ser más segura y sin peligro de fraude, la satisfacción del cliente aumenta por la rapidez en la identificación y en la autenticación. En Call Centers como la banca, la identificación de los clientes suele tardar entre 2 y 5 minutos y en aplicaciones digitales existe la dificultad, en muchos casos, de recordar contraseñas o preguntas de seguridad. De hecho, según numerosos estudios, el 20% de los clientes potenciales no llegan a registrarse en negocios online por lo farragoso que se vuelve el proceso o no vuelve a acceder porque olvidaron la contraseña o preguntas de seguridad. Es, por ello, especialmente beneficioso el uso de la biometría para estos procesos, reduciéndolos a cuestión de segundos.

Y esto no solo aumenta la satisfacción de los clientes, sino que provoca que los agentes telefónicos o gestores que identifican y verifican a los clientes en sus procesos sean más eficaces y eficientes, reduciendo los tiempos de espera y de atención y aumentando la CX.

Si quieres descubrir nuestra solución de biometría, Recordia Identificación Biométrica, haz clic aquí.

¡Nos leemos!

Compártelo / Share it